nerjadecide.es | Presupuestos Participativos según la Declaración de Antequera
38
post-template-default,single,single-post,postid-38,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Presupuestos Participativos según la Declaración de Antequera

Presupuestos Participativos según la Declaración de Antequera

Los Presupuestos Participativos son una de las herramientas más eficaces de la Democracia Participativa. El desarrollo de la Democracia Participativa es, por tanto, un proceso construcción de ciudadanía activa.

Con este espíritu en julio 2008 se reúne la Asamblea constituyente de la Red Estatal por los Presupuestos Participativos y se firma la denominada Declaración de Antequera. Los representantes reunidos deciden apostar firmemente por la Democracia Participativa como nueva forma de gobierno que se fundamenta en el desarrollo de procesos participativos a través de los cuales la ciudadanía pueda recuperar el espacio público y desarrolle sus propias estrategias para intervenir en el entorno que la rodea.

Teniendo en cuenta los límites de los instrumentos de la democracia representativa, consideran que es necesario impulsar nuevas formas de gestión participativa que fortalezcan a la ciudadanía y a las instituciones públicas. Y dentro de este enfoque destacan que los Presupuestos Participativos deben ser una herramienta útil para lograr el empoderamiento económico, político, social y cultural de la ciudadanía, en particular de los sectores sociales más excluidos, fomentando la participación de estos y su capacidad de decisión sobre los asuntos municipales. Los presupuestos participativos han de ser una herramienta para la inclusión social a la vez de ser un instrumento articulador de los otros mecanismos de planificación participativa.

El procedimiento de los Presupuestos Participativos según la Declaración de Antequera prevé incluir como mínimo los siguientes criterios:

  • Autorreglamentado
  • Vinculante
  • Universal: una mujer, un hombre, un voto
  • Con un sistema de seguimiento, control social del proceso y
  • Rendición de cuentas deliberativo.

Los firmantes se comprometen a la vez a crear herramientas que favorezcan el aprendizaje colectivo, impulsando la multiplicación y diversidad de las experiencias como una de sus mayores potencialidades, fomentando la capacitación de los distintos actores que intervienen en los procesos (cargos públicos, personal técnico, ciudadanía).
Otro aspecto que cabe destacar dentro de la Declaración de Antequera es la importancia que se da a la coordinación eficaz con otras redes municipales que tienen el compromiso de fomentar una cultura participativa de la gestión pública en el desarrollo de la ciudad, evitando de este modo que la implantación de Presupuestos Participativos se sienta obstaculizado por otras iniciativas ya existentes.

Resumiendo, la Declaración de Antequera da un paso a la promoción y defensa de lo público a partir de fomento de los procesos de participación en la gestión pública.

A posteriori la Asamblea Nacional se reúne a lo largo de los años siguientes para ir definiendo mejor como ha de ser el compromiso de los gobiernos locales con las Democracia Participativa. Declarando que (en Rivas en el año 2011) los Ayuntamientos, como responsables de la gestión de la ciudad, deben abrir espacios a la ciudadanía para compartir la toma de decisiones, mejorando la transparencia en la gestión de los asuntos públicos. De ahí que sea una exigencia implicar a la ciudadanía en la toma de decisiones, tanto coyunturales como estructurales, que deben conducir a la activación económica y garantizar los derechos sociales.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.